×
Haga clic para más productos
No se encontraron productos.
Haga clic para más productos
No se encontraron productos.

Detectores de incendios convencionales automáticos - FCP‑500

Marcas:
El dispositivo FCP‑500 está disponible como detector de humos de dispersión de luz o como detector multisensor con un sensor de gas adicional.
Referencia:
FCP‑500
Descripción
Funciones básicas

Su superficie uniforme y el montaje empotrado de los detectores permite su instalación en zonas con exigentes requisitos estéticos. Además, estos detectores son aptos para zonas expuestas a acumulación de polvo en alturas.

Los detectores y biseles de la versión "transparente" se suministran con anillos de colores impresos reversibles, ofreciendo una gama de 16 colores para diferentes combinaciones de color.

Tecnología de sensores y procesamiento de señales

Todos los detectores de la serie FCP‑500 están equipados con dos sensores ópticos y un sensor de polución.

El detector multisensor FCP‑OC 500 dispone de un sensor de gas como canal de detección adicional.

Todas las señales del sensor son analizadas constantemente por las señales electrónicas de evaluación internas y están enlazadas entre sí a través de algoritmos.

La combinación de los sensores ópticos y el sensor de gas hacen que el detector OC pueda utilizarse en lugares donde el trabajo realizado provoque pequeñas cantidades de humo, vapor o polvo.

La alarma sólo se activará automáticamente si la combinación de señales se corresponde con el diagrama característico del detector. Por tanto, se consigue una gran fiabilidad contra falsas alarmas.

Sensor óptico (sensor de humo)

El sensor óptico (1) funciona bajo el método de dispersión de luz. Los LEDs (3) transmiten luz en un ángulo definido hacia una zona de luz dispersa (7).

Las interferencias procedentes de la luz del sol o de lámparas eléctricas se filtran con un filtro diurno óptico y mediante el uso del filtro electrónico y la rectificación de cierre de fase (estabilidad de la luz ambiente: prueba de deslumbramiento DIN EN 54‑7).

Los diversos diodos electroluminiscentes y fotodiodos del sensor son controlados individualmente por la electrónica del detector. Por tanto, las combinaciones de señales se producen independientemente unas de otras, por lo que resultan idóneas para la detección de humo y permiten diferenciarlo de los agentes perturbadores (insectos, objetos).

Además, se evalúan las circunstancias temporales y la correlación de las señales del sensor óptico para la detección del incendio o de las interferencias. Por último, la supervisión continua de las diversas señales posibilita la detección de errores en la electrónica de análisis y los LEDs.

Sensor químico (sensor de gas CO)

El sensor de gas (4) detecta principalmente el monóxido de carbono (CO) producido por el fuego, pero también detecta el hidrógeno (H) y el monóxido de nitrógeno (NO). El principio de medición básico es la oxidación del CO en un electrodo y la medición de la corriente eléctrica generada.

El valor de la señal del sensor es proporcional a la concentración de gas. El sensor de gas emite información adicional para evitar valores engañosos de forma eficiente. En función de la vida útil del sensor de gas, el detector FCP‑OC 500 anula los sensores C tras cinco años de funcionamiento.

El detector continuará funcionando como un detector O. El detector debe sustituirse inmediatamente para poder garantizar la mayor fiabilidad de detección del detector OC.

Detalles del producto
FCP‑500
Reviews
16 más productos en la misma categoría:

Menu

QR codigo

Whatsapp

Configuraciones

Compartir

Please sign in first.

Entrar